Saltar al contenido
Lista de las Plantas Medicinales más INCREÍBLES para tu Salud【2018】

Aprende a preparar aceite de albahaca de forma rápida y sencilla y disfruta de sus asombrosas propiedades medicinales

Albahaca en aceite oliva

Si eres amante de la cocina italiana, es muy probable que hayas oído hablar del aceite de albahaca. Es más, ¡quizás hasta lo has usado para preparar tus platos!

Y es que el aroma y gusto que aporta es increíble, ¿verdad?

Lo que quizás no sepas, es que tiene unas propiedades medicinales increíbles, aunque lo mejor de todo es que es super sencillo de preparar. Y para que veas hasta qué punto es así, en las próximas líneas te contamos 2 maneras de prepararlo.

Además de decirte todo lo que necesitas saber sobre él (beneficios, contraindicaciones, etc…) Todo esto, lo tienes a tu alcance solo con seguir leyendo.

¿Qué más se puede pedir? 😉

Propiedades del aceite de albahaca

Aunque lo normal es que se piense en la albahaca como un ingrediente para la cocina, la realidad es que posee unas propiedades curativas que la convierten en una planta medicinal muy interesante:

  • Ataca las infecciones de la boca.
  • Templa tus nervios.
  • Reduce las piedras en el riñón.
  • Calma la tos.
  • Y muchos más.

Pero esos son los del ocinum basilicum (el nombre oficial de esta planta), ¿cuáles son los beneficios del aceite de albahaca en concreto? Los siguientes:

  • Digestión: elimina la aparición de gases, ayuda a que las digestiones se hagan mejor y reduce las nauseas y vómitos.
  • Circulación: mejora la circulación de la sangre por tu cuerpo.
  • Dolor: posee propiedades analgésicas, por lo que ayuda a aliviar dolores.
  • Piel: si tienes problemas relacionados con la dermis (como acné o eccemas), un masaje con aceite de albahaca ayuda a curarlos. También se utiliza para recuperar el brillo en pieles apagadas.
  • Infecciones: en concreto las relacionadas con el aparato respiratorio como bronquitis, asma, congestión nasal, etc… Su uso también es bueno para evitar que las heridas se infecten.

Creemos que son motivos más que suficientes para tomar aceite de albahaca, ¿no opinas tú lo mismo?

2 maneras de preparar aceite de albahaca

Porque sí, no existe una única manera de elaborar aceite de albahaca. De hecho, en función de tus gustos y necesidades, puedes por 2 formas.

Y como no queremos dejarnos nada en el tintero, a continuación te contamos los pasos a seguir para preparar aceite de albahaca.

Aunque antes puede te preguntes, “¿cuál de todas ellas debo escoger?“. En principio no importa y la decisión la tomas tú en función de tus gustos, ya que la única diferencia es el sabor a aceite (que es más intenso en una).

Y si no quieres (o no te apetece) hacerlo por ti mismo, tienes en el mercado aceite de albahaca ya preparado y listo para utilizar.

Olio Albahaca 250 ml – Aceite de Oliva con Albahaca
  • Aceitunas junto con Albahaca prensado
  • Absolutamente sabor intenso Albahaca
  • Se ajusta perfectamente a Caprese o ensaladas

Pero nuestro consejo siempre será que lo prepares por ti mismo, así sabrás siempre qué ingredientes lleva y cómo se elaboró. 😉

Título del servicio

1. Sin agua

El primer paso es seleccionar las mejores hojas de albahaca a utilizar. Y remarcamos lo de hojas porque debes quitar el tallo.

¿Cuáles son las mejores hojas? Las que sean más brillantes y tengan un verde más vivo, así que descarta también las que tengan manchas marrones.

Una vez que estén listas, añade un manojo a un procesador de alimentos o picadora, incorpora un vaso de aceite de oliva virgen extra y tritura hasta conseguir una mezcla homogénea y suave.

Ahora pon a calentar una sartén a fuego medio y vierte la mezcla en ella cuando veas que empieza a calentarse. Deja que el aceite se caliente durante unos 4 minutos sin dejar que se caliente en exceso.

Con la ayuda de un colador fino, vuelca el contenido de la sartén en un recipiente hermético y de cristal. Deja que el colador haga su trabajo y no estrujes el aceite con una cuchara u otro artilugio.

Si ves que no cuela, da golpes en el canto o muévelo de forma suave.

Deja que repose y cuando su temperatura baje, puedes guardarlo en la nevera un máximo de una semana.

2. Con agua

Igual que en la receta anterior, el primer paso es seleccionar las mejores hojas de albahaca y quitarles el tallo. Con una taza y media es suficiente.

Ahora, pon agua a hervir en una olla y cuando comience la ebullición, echa las hojas y deja que hiervan entre 10 segundos y un minuto.

Cuanto más tiempo estén en ebullición, menos sabrá el aceite a albahaca.

Pasado el tiempo, recupera las hojas y echa agua fría sobre ellas para que dejen de cocerse. Ponlas sobre papel de cocina y aplasta de forma suave con más papel para retirar la máxima cantidad de líquido.

Pon las hojas en un procesador de alimentos o picadora, añade 3/4 de taza de aceite de oliva virgen extra y ponlo en marcha hasta que todos los ingredientes se mezclen bien.

Vuelca la mezcla en un recipiente de cristal hermético y guárdalo en la nevera. Igual que antes, cuenta con que durará en torno a 7 días. Al no haberse cocinado en aceite, esta receta sabe mucho menos a aceite que la anterior.

Contraindicaciones del aceite de albahaca

¿Algo tan bueno puede tener efectos negativos? Por increíble que parezca sí y, para que no te lleves ningún susto, te contamos todas las contraindicaciones y cuándo no debes utilizar aceite de albahaca:

  • Las mujeres embarazadas deben evitar su consumo ya que se trata de una planta que puede provocar abortos.
  • Lo mismo ocurre si estás en época de lactancia, ya que no se sabe a ciencia cierta que sea inofensivo para el feto.
  • Por las mismas razones del punto anterior, tampoco se aconseja que los más pequeños de la casa lo tomen.
  • Si tu piel es sensible, es posible que tengas una reacción alérgica o que tu piel se irrite.
  • Al ser rico en estragol, no se recomienda abusar de él ya que a la larga es perjudicial para la salud.
¿No tienes claro que el aceite de albahaca sea una buena opción para ti? Pues lo mejor que puedes hacer es hablar con tu médico.

Vídeo sobre cómo preparar aceite de albahaca

Referencias y fuentes

Making Basil Oil

Basil Oil

Homemade basil olive oil

Por favor, ayúdanos a hacer esta información visible y que pueda a llegar a cuanta mas gente mejor. Con solo esta acción y gracias a los beneficios de esta fantástica planta, podemos hacer que más gente se pueda beneficiar de ella. Con un solo click en cualquiera de estos botones es suficiente. Mil gracias!!!