Saltar al contenido
Lista de las Plantas Medicinales más INCREÍBLES para tu Salud【2018】

Las recetas de albahaca más sencillas para preparar platos que sean más sabrosos y saludables

Recetas pasta con albahaca fresca

¿Buscas recetas de albahaca para crear platos de chuparse los dedos? ¿Te encanta cocinar pero piensas que no es lo tuyo? No tienes de qué preocuparte, porque en este post hemos seleccionado las mejores y más sencillas recetas para que todo el mundo pueda prepararlas.

No importa si eres todo un maestro en la cocina o más bien todo lo contrario, ¡cualquiera puede preparar estos platos!

Además, te contamos todas las propiedades medicinales que contiene esta planta para que, aparte de sabrosos, sean también saludables.

¿Qué más se puede pedir?

Los beneficios de preparar recetas con albahaca fresca o seca

Aparte de ser un condimento que da a los platos un sabor y olor increíble, la albahaca es una planta con propiedades medicinales asombrosas que ayudan a:

  • Proteger de los resfriados.
  • Reducir tus nervios.
  • Despejar tus vías respiratorias.
  • Aliviar la tos.
  • Disminuir las piedras en el riñón.
  • Y mucho más.
Por todos esos motivos, siempre es una buena idea condimentar tus platos con ocimum basilicum (que es el nombre científico de esta planta).

Recetas de albahaca

Una vez que ha quedado claro que se trata de mucho más que un “toque especial” para tu comida, pasamos a contarte recetas de albahaca fáciles de preparar con las que sorprender a tus papilas gustativas y las de tus invitados.

No importa que no sepas ni cocer un huevo, son tan sencillas que hasta tú puedes hacerlas. 😉

1. Pechugas de pollo con albahaca

Recetas con albahaca y pollo hay muchas pero, como te hemos prometido que serían sencillas, hemos elegido la más básica. Fíjate hasta qué punto es así, que solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo.
  • 3 partes de una taza de albahaca.
  • Ajo.
  • El zumo de 3 limones.
  • Sal.
  • Pimienta.

Lo primero de todo es aplanar un poco el pollo con la ayuda de cualquier utensilio. Eso sí, ¡sin pasarte! Basta con que lo dejes un poco fino, no hace falta que parezca papel. 😉

Ahora córtalo en tiras un poco más anchas de un dedo e incorpóralas a un recipiente junto al resto de ingredientes. La idea es que los dejes reposar cuanto más tiempo mejor para que maceren.

Una vez que haya transcurrido el tiempo (lo mínimo aconsejable son 4 horas) vuelca la mezcla en una sartén con aceite caliente y dóralo hasta el punto que a ti te guste.

¡Y fin! Así de sencillo es preparar este acompañamiento para arroz, pasta o cualquier otra comida que se te ocurra.

2. Espaguetis con tomate fresco y albahaca

Si te gusta la comida italiana, vas a aprender a preparar un plato de pasta como lo hacen los expertos del país con forma de bota. Para ello necesitas:

  • Espaguetis (entre 100 y 75 gramos).
  • 7 hojas de albahaca fresca.
  • 1 tomate normal.
  • 5 tomates tipo cherry.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Para comenzar, por una cucharada de aceite a calentar en una sartén a fuego medio. Mientras alcanza la temperatura, pica la albahaca y rehógala en el aceite. Cuando esté, sácala y reserva (la usarás luego para decorar el plato).

En la misma sartén, añade ahora el tomate rallado y los cherry cortados a la mitad. Aumenta la temperatura, añade la sal a tu gusto y remueve de vez en cuando hasta que el líquido se reduzca a la mitad.

A la vez que haces este paso, cuece la pasta siguiendo las instrucciones que indique el paquete. Cuando esté como a ti te gusta, escúrrela e incorpórala a la sartén. Remueve hasta que todos los ingredientes se mezclen bien y sírvela en un plato.

Hasta aquí la receta de pasta con albahaca, ¿ves como era sencilla?

3. Salsa de tomate y albahaca

Siguiendo con la cocina italiana, te mostramos ahora los pasos a seguir para preparar una salsa de tomate con albahaca, perfecta para utilizar en pizzas o cualquier otro plato que mejore con tomate.

Los ingredientes que necesitas son:

  • 1 kilo de tomates.
  • 1 puñado de albahaca.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • Media cucharada de vinagre.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.

El primer paso consiste en echar el aceite en una olla y poner a calentar. A continuación, pela y pica los ajos, la cebolla, los tomates y la albahaca. Cuando el aceite coja temperatura, añade el ajo y la cebolla y deja que se hagan.

A continuación, añade el resto de ingredientes (menos la albahaca, la sal y la pimienta) y deja que se cocinen a fuego lento unos 45 minutos. Ahora incorpora los que faltaban.

¡Y no hay más! Como ves, los pasos para preparar una receta de albahaca y tomate los puede seguir cualquiera.

Consejo: si quieres una textura más fina, puedes pasar la salsa por la batidora.

4. Salsa pesto

Para terminar, y cerrar el círculo de platos italianos, te contamos la receta para preparar salsa pesto con albahaca. Para ello necesitas:

  • 100 gramos de albahaca fresca (solo las hojas).
  • 200 gramos de queso parmesano.
  • 2 dientes de ajo.
  • 75 gramos de piñones.
  • 160 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

Empieza quitando el tallo de la albahaca y lavándolas con agua.

Es importante que estén lo más secas posible dejándolas sobre papel de cocina, coloca otro encima y aplasta con suavidad.

Ahora pela el ajo y retírales el nervio. Tuesta los piñones en una sartén sin aceite. El siguiente paso es añadir todos los ingredientes con la mitad del aceite en un vaso picador y triturar hasta que quede una especie de papilla.

En ese punto (y cuando no se noten los piñones) incorpora el resto del aceite y vuelve a triturar para que se mezcle bien.

Contraindicaciones de la albahaca

Antes de ponerte manos a la obra, es importante que conozcas que la albahaca también es peligrosa en según qué casos:

  • Embarazo: puede provocar abortos involuntarios.
  • Exceso: si tomas demasiada puedes intoxicarte.
  • Enfermedades: personas con Crohn, Parkinson o epilepsia no deben tomarla.
  • Medicamentos: puede afectar al efecto de medicinas para la hipertensión o anticoagulantes.
Por todos estos motivos, lo mejor es que hables con tu médico si no estás seguro de que tomar albahaca sea seguro para ti.

Vídeo con truco para tus recetas de albahaca

Referencias y fuentes

40 Easy Ways to Use Up Fresh Basil

91 Of Our Favorite Basil Recipes

27 Basil Recipes to Use Up Your Summer Bounty

Por favor, ayúdanos a hacer esta información visible y que pueda a llegar a cuanta mas gente mejor. Con solo esta acción y gracias a los beneficios de esta fantástica planta, podemos hacer que más gente se pueda beneficiar de ella. Con un solo click en cualquiera de estos botones es suficiente. Mil gracias!!!