Saltar al contenido
Lista de las Plantas Medicinales más INCREÍBLES para tu Salud【2018】

Rabogato o sideritis incana: un remedio excelente contra las inflamaciones

Rabogato o sideritis incana: un remedio excelente contra las inflamaciones
3 (60%) 2 votos

Puedes estar tranquilo si tienes un felino de mascota, cuando hablamos al rabogato no nos referimos a ese.

Hablamos de una planta que puede resultar desconocida para muchos, pero que tiene unas propiedades de las que te puedes aprovechar en tu día a día.

Sirve como antiinflamatorio, espasmolítico leve, para tratar las úlceras y otras muchas más afecciones…¿Quieres descubrirlas todas? No tienes más que seguir leyendo.

Y ya puedes decirle a tu gato que salga. 😉

¿Qué es el rabogato?

Se trata de una planta perenne, que mide entre 20 y 40 centímetros de alto. Los tallos son rectos casi sin ramificaciones y sus ramas están llenas de hojas.

Se puede encontrar en prácticamente cualquier zona del Mediterráneo, en suelos calcáreos y soleados. En España, la zona de mayor concentración es en Tarragona y la Comunidad Valenciana, más en concreto en el Canal Navarrés.

Su época de floración empieza con la primavera y acaba en julio con la llegada del verano.  Las flores se encuentran en las hojas más grandes y, en algunos casos, poseen dientes punzantes.

El nombre científico del rabogato es sideritis incana. “Sidertis” deriva directamente del griego y se puede traducir como “el que es o tiene hierro”. En el mundo antiguo, se usaba de referencia para las plantas que se empleaban para sanar las heridas producidas por armas de hierro en las guerras.

Aunque también existe otra versión que indica que el nombre proviene de la forma de lanza que tiene su cáliz. “Incana” es una palabra latina cuyo significado es “de color gris”.

Otros nombres más comunes por los que también se le conoce son:

  • Hierba del herido.
  • Rabo de gato.
  • Sideritis.
  • Yerba del herido.
  • Yerba del herrero.
  • Zajareña fina.
  • Zamarrilla.

Suele aparecer de forma natural en terrenos baldíos y a los lados de las laderas.

Propiedades del rabogato: ¿para qué sirve?

Ya te hemos contado al principio algunas de las propiedades que tiene el rabogato para tu salud, todo gracias a los componentes que posee esta planta:

  • Flavonoides (entre los que destaca la sideritidoflavona).
  • Esteroides triterpénicos.
  • Taninos catéquicos abundantes.
  • Saponócidos.
  • Triterpenos.
  • Lactonas.

Una de las mejores maneras de sacar provecho de todos esos componentes, es tomar una infusión de sideritis incana. Para preparar una, basta con seguir estos pasos:

  1. Poner el agua al fuego para que hierva suave.
  2. Añadir una cucharada de hojas por cada taza que vayas a preparar.
  3. Dejar cocer a fuego lento durante 10 minutos.
  4. Retirar del fuego y dejar reposar hasta que enfríe.
  5. Antes de servir, cuela el líquido para evitar que pasen posibles trozos desprendidos.

Se recomienda tomar tres tazas al día.

 

1. Para evitar infecciones y cicatrizar las heridas

Como te hemos contado antes, el rabogato se lleva usando desde hace siglos para limpiar las heridas y ayudar a la cicatrización.

Si quieres tratar algún corte que te hayas hecho, lo único que tienes que hacer es empapar una gasa en una infusión como te hemos enseñado a preparar.

Utiliza el trapo húmedo para limpiar la herida y, una vez que esté desinfectada, vuelve a humedecer la gasa y a tapar el corte. De esta manera, te asegurarás que cicatrice sin problemas.

 

2. Como antiinflamatorio natural

Esta planta es uno de los antiinflamatorios naturales más potentes que existen. De hecho, uno de los usos más comunes de esta planta es el de tratar el dolor relacionado con la inflamaciones en las articulaciones.

Y como buen antiinflamatorio, se trata también de una ayuda excelente para combatir la artritis, una enfermedad que causa hinchazón en articulaciones (además de dolor y sensación de calor).

Por ello, si sufres de cualquiera de estas dolencias, el rabogato es un aliado muy valioso ya que, al introducirse en tu organismo, ayudará a bajar la inflamación allá donde se encuentre.

 

3. Combate la gripe y el resfriado

Si existe una enfermedad molesta y de la que cuesta librarse, sin duda alguna, es el resfriado.

Para aliviar sus síntomas, puedes tomar una infusión de sideritis incana, a la que le puedes añadir tomillo o romero para potenciar su efecto.

Así, quizás no consigas acabar con tu resfriado, pero por lo menos será mucho más llevadero.

 

4. Problemas con el aparato respiratorio

En todo lo que tiene que ver con la respiración, el rabogato también funciona muy bien. Y no mira para cuántas enfermedades es beneficioso:

  • Faringitis.
  • Amigdalitis.
  • Laringitis.
  • Bronquitis.

Por si no lo sabes, el prefijo “itis” en medicina se utiliza para indicar que se trata de una inflamación, así que imagina lo buen antiinflamatorio que es. 😉

En estos casos, aunque puedes seguir tomándola en infusión, también puedes hacer gárgaras.

 

4. Para las digestiones pesadas y dolores de estómago

A pesar de la que reina indiscutible en esto es la manzanilla, eso no significa que no existan otras opciones para tratar síntomas como el dolor de estómago y las digestiones lentas.

Y el rabogato es una de las mejores alternativas que tienes cuando has comido mucho o tu estómago se resiente de la última comida.

 


Contraindicaciones: ¿cuándo no tomar rabogato?

La sideritis incana no está considerada como planta tóxica. Aún así, debes tomar ciertas precauciones a la hora de empezar a tomarla:

  • Si optas por consumirla en forma de extracto fluido o tintura, ten en cuenta siempre el contenido de alcohol.
  • Por el mismo motivo, tampoco está permitido su uso para mujeres embarazadas, en periodo de lactancia y niños menores de 2 años.
  • El aceite esencial de esta planta no está recomendado en  personas con gastritis, úlceras, intestino irritable o trastornos neurológicos. Tampoco en los casos de los puntos anteriores.

No obstante, como siempre te decimos, antes de empezar a usar cualquier remedio natural  lo ideal es que consultes a tu médico.

 

Y tú, ¿conocías el rabogato?

Y hasta aquí ha llegado este artículo sobre la sideritis incana, pero ahora, cuéntanos tú…

  • ¿Es la primera vez que escuchas hablar sobre esta planta?
  • Si las has probado, ¿qué tal te ha ido con ella?
  • ¿La utilizas para tratar otras enfermedades que no hayamos comentado?

Sea cual sea la experiencia que hayas tenido con esta planta, ¡cuéntanosla! Los comentarios están abiertos para el debate…

Por favor, ayúdanos a hacer esta información visible y que pueda a llegar a cuanta mas gente mejor. Con solo esta acción y gracias a los beneficios de esta fantástica planta, podemos hacer que más gente se pueda beneficiar de ella. Con un solo click en cualquiera de estos botones es suficiente. Mil gracias!!!